jueves, 6 de octubre de 2011

Farabundo Martí: la biografía clásica

                                                                              Jorge Arias Gómez

                                                        Prefacio a la segunda edición


La intención al redactar una versión, aumentada y corregida, de Farabundo Martí, ha sido la de situar al lector como un testigo presencial en la atmósfera espiritual y mundo material de la época en que a nuestro biografiado le tocara desempeñarse. Por esta razón, la presente edición bien podría llamarse Farabundo Martí y su tiempo. Así, se expone en trazos, quizás muy generales, aquellos elementos más importantes de la situación económica, política, social y cultural de un decenio tan decisivo en la historia contemporánea de El Salvador, como es el de los años veinte, respecto a los cuales los tres siguientes años (1930, 1931 Y 1932) no son sino la continuidad de una profunda crisis histórica de larga duración; trienio que, a su vez, es el comienzo de un prolongado período en el marco de dicha crisis.

Tal como se expresa en el texto de este libro, el estudio de los años veinte nos muestra las raíces de esa gran crisis histórica que ha tratado de ser superada con el Acuerdo de Paz de Chapultepec.

Cuando se habla de crisis histórica se alude a la existencia en nuestra nación de contradicciones antagónicas permanentes entre las clases que la componen, las cuales, gravemente agudizadas a veces, se nos presentan como crisis coyunturales - de carácter económico o político, o de ambas cosas a la vez. Tales crisis coyunturales, aunque lleguen a ser superadas -o capeadas, en la mayoría de las veces-, la crisis histórica continúa subyacente en el fondo de la vida social. Las crisis históricas, por consiguiente, son registrables en períodos largos de tiempo, y solamente es posible que sean resueltas por una superación que, a su vez, marque una inflexión hacia la inauguración de una nueva época. Partiendo de ese enfoque se puede afirmar que la instauración del régimen dictatorial del general Maximiliano Hernández Martínez podría caracterizarse como la forma de régimen que la oligarquía salvadoreña adoptara para solucionar, a su manera, la crisis histórica de los años veinte. De esta forma hubo una prolongación del modelo oligárquico, gracias a la puesta en práctica de reformas bancarias, mediante la fundación del Banco Central de Reserva y del Banco Hipotecario de El Salvador; así como de instituciones agrícolas de tipo monopólico que tanto beneficiaran a los productores de café y a los de azúcar y de algodón.

En la consolidación de la dictadura martinista, se deben tener muy en cuenta las transformaciones introducidas en la conformación del Ejército y fuerzas de seguridad pública, que condujeron a sus cuadros de oficiales, de mando superior, intermedio y bajo, a formar una verdadera casta privilegiada que llegara a gozar de plena impunidad.

Este libro es el producto de varios años de trabajo. Primero, fue un artículo, bastante breve, destinado a «Vidas que se sacrificaron en la lucha», obra que fuera editada en la extinguida URSS, y que recogía biografías sintéticas de luchadores que dedicaron su existencia a la causa comunista. Luego, dicho artículo, enriquecido con más datos, fue publicado en las revistas La Universidad, órgano de la Universidad de El Salvador, y Trabajos, del Departamento de Ciencias Políticas y Sociales de la Facultad de Jurisprudencia y Ciencias Sociales de la misma Universidad. Enseguida, la Editorial Universitaria Centroamericana (EDUCA) hizo, en 1972, una primera edición con el título Farabundo Martí. Esbozo biográfico y una reimpresión en 1980. Además, fue publicado en el decenio de los ochenta, en búlgaro, alemán y francés. Hay una edición venezolana y otra peruana.

La labor ha sido de hormiga, tanto en bibliotecas y archivos de El Salvador y de otros países -entre estos, México. Han sido de inapreciable utilidad entrevistas con personas que conocieron a Martí, o tuvieron información de primera mano.

En fin, las investigaciones han tropezado con dificultades prácticamente insuperables en cuanto a la inaccesibilidad a algunas fuentes primarias. Valgan, como ejemplo, dos de ellas: una, la inexistencia de la colección del Diario Oficial y de sus suplementos correspondientes a 1932 en la Biblioteca Nacional y municipales, así como en el Archivo General de la Nación. Tal colección, y también de diarios y revistas de ese año, fueron retirados del servicio por órdenes superiores.

La otra dificultad estriba en que actores o testigos directos de los sucesos de 1932 y de la época tienen, bajo siete llaves, sus archivos personales para los investigadores nativos, aunque no resulta ser así con algunos extranjeros que se han interesado sobre la década de los treinta.

Pese a tales dificultades, la presente edición se da por definitiva, a menos que nuevos datos sobre Farabundo Martí ameritaran una revisión sustancial del texto.

Esta versión ha sido posible gracias a las facilidades ofrecidas por el Instituto de Estudios Históricos, Antropológicos y Arqueológicos de la Universidad de El Salvador.

Finalmente, y sobre todo huero formalismo, la gratitud del autor quedará muy comprometida con todo aquel que haga llegar por escrito sus críticas, sus observaciones y sugerencias.


Jorge Arias Gómez
San Salvador,
10 de diciembre de 1995


Fuente: Arias Gómez, J. (2010). Farabundo Martí: la biografía clásica. (1a. Ed.). México: Ocean Sur.
                                                             


No hay comentarios: