miércoles, 21 de junio de 2017

Anastasio Aquino



Anastasio Aquino
Poema de Pedro Geoffroy Rivas

Todavía es ajena la tierra en que reposas
Viejo abuelo de piedra. Tu raza indestructible
Todavía se afana bajo el yugo. Imposible
Es el grito que duras gargantas presurosas,
Bajo el amargo signo del trópico impasible,
aprientan como gajo lacerante de rosas.
Se curvan las espaldas, sangrantes, dolorosas,
Surcadas por las huellas del látigo terrible.
Ya no duermas abuelo. Vencedor de la muerte,
Alza tu voz antigua, consoladora y fuerte,
Y que otra vez se escuche tu gran grito de guerra.
Erguida para siempre, alta en el sol la frente,
Repetirá tu raza de levante a poniente 
El eco milenario de “Tierra, Tierra, Tierra”.

Fuente: Geoffroy Rivas, Pedro. (1996). Los nietos del jaguar. (1a. Ed.). San Salvador: CONCULTURA. 

No hay comentarios: