domingo, 3 de junio de 2012

Misa Mitin

José Roberto Cea


Grande y poderosa oración al garrobo para encontrar trabajo

Yo no quiero el rencor, busco trabajo nada más
tabla de salvación.
Yo no quiero el rencor, quítame el hambre.

¡Oh! Poderoso e invencible garrobo
que Dios ha colmado de grandes privilegios
como el de conceder los tiempos lluviosos y secos,
tener el valor de tirarse del árbol más elevado
y caer sobre cualquier barranco o peña y no le pase
ningún mal...
 Cuando te encontraron en aquella cueva,
tenías cuarenta días de no comer ni beber agua
y prometiste que tus secretos los darías a todo aquel
que confiara en ti.
¡Oh! Poderoso e invencible garrobo,
te he demostrado mi fe, Divino Ser,
traigo la hoja de algarrobo
reliquia de virtud.

Esta hora es la predilecta, dame tus secretos y virtudes
¡Oh! Poderoso e invencible garrobo, que te quitan la cola
y te crece después,
consígueme trabajo.
Busqué por los caminos, valles y pueblos
no encontré nada.
Todo lo digo con devoción y fe
¡consígueme trabajo!
¡consígueme trabajo!
¡consígueme trabajo!
Los míos ya no tienen qué ponerse,
ya no comen los míos.
Yo no quiero robar
pero la situación está color de hormiga loca.
En las nubes caminan los profetas
y nosotros andamos en el suelo,
buscamos la salida ...
¡Oh! Poderoso e invencible garrobo,
consígueme trabajo aquí te dejo este pollito blanco.
Esta vela se apaga y empiezan los sonidos...

Quien dice esta oración y siempre la carga cerca de su corazón, ningún hombre lo aventaja en ningún trabajo, queda bajo sus fuerzas y plantas. Esta oración se carga con devoción y fe, con la hojita del algarrobo, reliquia de virtud y se obtienen así todos los secretos del garrobo y virtudes dadas a San Isidro Labrador, cuando se encontraron en la cueva. Amén.


Fuente: Cea, J. R. (1998). Misa Mitin. San Salvador: Canoa Editores. 

No hay comentarios: