viernes, 1 de julio de 2011

Helios

                                               Alberto Masferrer
NOTA EDITORIAL

Masferrer, como pensador, busca el medio de expresarse, de hacerse entender y comunicar sus ideas recurriendo a figuras, alegorías o parábolas para convencer y persuadir. En el fondo de él subsiste el poeta que se transforma en evangelizador, apóstol o maestro. Masferrer gozaba y padecía pensando, analizando. Quería hallar explicación a las cosas, los fenómenos, las acciones; traducirlos en símbolos y transformarlo todo en fuentes de enseñanza, mostrando lo inagotable del poder mental, lo profundo del sentimiento y la emoción humanos. Helios es en cierto modo una expresión de su panteísmo, la desasosegada manifestación de su anhelo por infundir a los hombres, confianza, seguridad y certeza en sus acciones, sentimientos e ideas. Quiere mostrarles el camino para que encuentren la verdad que yace escondida en cada uno, revelarles cómo la sola confianza en sí mismo lleva al descubrimiento de poderes espirituales y a su salvación. Luego de conocer y tratar a los hombres, de satisfacer su infinita sed de conocimientos se da cuenta de que sin un ideal, sin una meta, la existencia humana no tiene sentido. Pero no basta eso. Se requiere también que el hombre tenga confianza en cuanto emprende o persigue; que además de voluntad de luchar y vencer, posea fe inquebrantable no empañada por sombra alguna, "porque nuestra fe -proclama-, nuestra creencia es la luz que infunde diafanidad a todo lo que existe: todos los errores, todos los males, todas las tristezas, todas las nieblas del universo, se vuelven transparentes si las vemos con la lente de nuestra fe." Ella es el sostén de la esperanza. La Dirección General de Publicaciones del Ministerio de Educación al publicar esta nueva edición de Helios trata de contribuir a un más amplio conocimiento de la extensa y varia obra de Alberto Masferrer.

Fuente: Masferrer, A. (1963). Helios. San Salvador: Dirección General de Publicaciones

No hay comentarios: