jueves, 9 de junio de 2011

Cuando Se Enciendan las Lámparas

                                              Roberto Armijo



Roberto Armijo (El Salvador, 1937) retorna en estos
poemas el mito de Ulises de vuelta a Ítaca: se trata del
poeta radicado desde hace más de veinte años en
París de regreso a su terruño natal. Son versos
memoriosos, relampagueantes, hilvanados con la fina
hebra de la nostalgia. Poeta, novelista, dramaturgo y
ensayista, Armijo pertenece al grupo de escritores que
comenzó a publicar a mediados de la década de los 50.
Autor de estudios sobre Darío y Gavidia, de la obra teatral
Jugando a la gallina ciega y de la novelaEl asma de
Leviatán. Armijo es profesor de la Universidad de
Nanterre en París. Cuando se enciendan las lámparas
ofrece al lector una poesía de ritmo impetuoso, que
irrumpe en nuevos espacios a través de un lenguaje
desgarrado, intenso, enraizado en la mejor tradición de la
poesía latinoamericana.


Yo SOY el gran triunfador
EN LOS REINOS MIOS NO SE PONE EL SOL
no existen los verbos
que crecen como hierbas perniciosas
En nuestro reino los sustantivos
están tirados en el tacho de la basura
¿Se recuerdan?
Cuando estoy contento
grito a las estrellas
Voy contento de mí mismo
al ponerme el traje de mis doctorados
hablándole a la luna
pienso en el sol
Esa es mi costumbre
Nosotros somos los herederos del IMPERIO
Donde el yo dice sí Gracias a Dios
El sol muy vivo ¡Gracias a Dios! Estalla
y llena el tiempo de innumerables flores

Fuente: Armijo, R. (1997).  Cuando se enciendan las lámparas. San Salvador: Dirección de 
              Publicacionese Impresos.

No hay comentarios: