martes, 7 de junio de 2011

Así tenía que morir: ¡Sacerdote¡ porque así vivío Mons. Oscar A. Romero

                                             Mons. Jesús Delgado.


A lo largo de su historia la Iglesia siempre ha sido fecundada por la sangre de los mártires. El horrible crimen que segó la vida de Mons. Romero, le proporcionó la inestimable fortuna de morir como "testigo de la fe al pie del altar". De esta manera, en el marco del Año Sacerdotal celebramos, con alegría, el XXX aniversario de la muerte martirial de Mons. Romero, quien el 24 de marzo de 1980 dio su vida como máximo testimonio de amor por Jesucristo y su Evangelio.

“Así tenía que morir: ¡Sacerdote!, porque así vivió Mons. Óscar A. Romero”. El martirio es una vocación que Dios concede únicamente a "sus hijos predilectos en los que Él se complace", porque habitualmente saben vivir diciendo: "Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad". Y así la vida del Siervo de Dios se transformó en una misa que se funde, a la hora del ofertorio, con el Sacrificio de Cristo.

En este pequeño volumen, Mons. Jesús Delgado ha sabido plasmar, escrutando el "Diario Espiritual de Mons. Romero y de sus notas de estudiante en el Pontificio Colegio Pío Latinoamericano", para ofrecer a la Santísima Trinidad, la existencia terrena de Siervo de Dios con sus luchas en su búsqueda de la santidad, rica en matices sacerdotales que nos descubren la profundidad enorme de su vida, de su interioridad, de su espíritu de unión con Dios, raíz, fuente y cumbre de su existencia.
Que su lectura sea fuente de inspiración para quienes buscamos en Jesús, el Pobre de Nazareth, un itinerario para vivir la experiencia de fe cristiana y, como Mons. Romero, logremos hacer siempre grandes cosas por los caminos que el Señor nos tiene señalados. "Si el grano de trigo no cae en tierra y muere) queda solo; pero si muere) produce mucho fruto" (Jn.12, 24).

                                            Mons. Rafael Urrutia

Fuente: Delgado, J. ( 2010). Así tenía que morir: ¡Sacerdote¡ porque así vivío Mons. Oscar A.    
              Romero. San Salvador: Ediciones Arquidiocesis de San San Salvador.

No hay comentarios: