jueves, 26 de mayo de 2011

La Terquedad del Izote: la historia de Radio Venceremos

                                    Portada de libro Ediciones Museo de la Palabra y la Imágen

                                                                     PRELIMINAR

Llevar un diario implica una disciplina y una confianza en la palabra como memoria, como custodio de la experiencia, pero si además se trata de un diario de guerrilla este hecho se multiplica al infinito. En medio de una lucha en que a cada instante se está poniendo a juego la vida, escribir implica también un acto de fe en lo que se hace -y no me refiero sólo a la lucha armada o a la escritura-, todo es vi vida como un acto afirmativo de la existencia. Esto se hace evidente en La Terquedad del /zote (El Salvador: Crónica de un victoria), de Carlos Henríquez Consalvi (Santiago).
La instalación de una radio rebelde en condiciones de permanente fuga pudo parecer una quimera, pero aquí se sigue paso a paso la transformación de esa quimera en realidad: Radio Venceremos; la rabia que provoca en el ejército, la represión que se desata buscando silenciarla, el cambio objetivo que ocurre en la lucha, el factor de unidad entre los movimientos armados, el espacio específico que se abre para la circulación de información no manipulada, los servicios que se dan -a través de esa radio- a la comunidad, etc.
El bombardeo enajenante de información que se sufre a través de los medios no nos permite entender lo importante que puede ser un espacio así, en donde la información se vuelve un compañero de lucha, en donde la salida al aire de esas “ondas libres" revitaliza el espíritu de un movimiento. La radio, y por lo mismo la voz, se vuelve un personaje más, un combatiente más.
         Con la Radio Venceremos como eje vemos desarrollar un proceso histórico en
El Salvador, se asiste a los momentos más importantes del combate desde una perspectiva de testigo comprometido (nadie cree ya en esta supuesta objetividad, el diario esta de un solo lado, y es una de sus virtudes). Se está ante un libro que justamente porque aspira a ser documento no descuida ni la densidad en la reflexión, ni la minuciosidad al describir la vida cotidiana de la guerrilla, haciendo surgir de esa descripción un inusitado lirismo.

                                    Carlos Henríquez Consalvi (Santiago)


Carlos Henríquez, periodista venezolano, fundador y voz de la clandestina Radio Venceremos del F.M.L.N.,  sabe que hay que cuidar las armas, en este caso el lenguaje. Y en estilo, ceñido, nervioso, capaz de desbordarse en lirismo pero también de tener una frialdad de bisturí cuando es preciso, presenta su diario, a la vez un testimonio ya imprescindible para entender la historia reciente de El Salvador, y una obra de una fascinante calidad literaria.
José María Espinasa

                                    Portada de libro Editorial Diana, México

Fuente: Henríquez Consalvi, Carlos. (2008). La Terquedad del Izote: la historia de Radio
              Venceremos. (8a. Ed.). San Salvador: Museo de la Palabra y la Imágen.

1 comentario:

Anónimo dijo...

no me llama muxo