jueves, 3 de octubre de 2013

Escuelas Normales de El Salvador

                                                                           Atilio Peña Camacho



                                                             Introducción

Las Escuelas Normales tienen su origen en Europa, especialmente en Francia y de allí se expanden por todo el mundo. Fueron y son instituciones que formanparte de un Subsistema de enseñanza, especializado en la formación de maestros y maestras.
Las Escuelas Normales de El Salvador, que funcionaron entre los años de 1858 y 1968, son el centro del estudio. Substancialmente es una especie de reconocimiento a los miles de maestras y maestros formados en las Escuelas Normales. Refleja la importancia del papel que maestros y maestras normalistas desempeñaron, en la forja de una nueva sociedad que se estaba gestando con características propias. Antes de la creación de las Escuelas Normales, las pocas escuelas primarias que existían en El Salvador, eran atendidas por maestros empíricos, sin ninguna preparación especial. Con la creación de las Escuelas Normales, se pretendió mejorar las condiciones educativas de la escuela salvadoreña, especialmente, en el nivel básico del sistema educativo.
La primera institución que se dedicó a formar maestros, en forma sistemática, en El Salvador, fue el Colegio "La Aurora del Salvador" fundado por el Maestro Brasileño Antonio José Coelho en 1833, con amplia experiencia en la aplicación del método "Lancasteriano". Como consecuencia, los primeros maestros formados sistemáticamente en la primeras Escuelas Normales, también fueron de tipo "Lancasteriano", es decir, fueron formados bajo el método de ayuda mutua que, en esa época, estaba en boga y que para el momento que se estaba viviendo, se consideró como muy exitoso. La Educación Normal en El Salvador nace, como una necesidad sentida por el pueblo salvadoreño y como producto del pensamiento visionario de uno de los gobernantes que más ha influido en el progreso del pueblo salvadoreño. Fue el Capitán General Gerardo Barrios Espinoza el gestor de la creación de las primeras Escuelas Normales que se encargaron de la formación de maestros para las escuelas primarias. Las primeras Escuelas Normales, nacidas entre 1858 y 1860, tuvieron una existencia efímera. Desaparecen en 1863 y fueron sólo para varones. Casi todas las Escuelas Normales que funcionaron en el país, contaron con una "Escuela Anexa de Aplicación" que servía para la práctica docente de los alumnos normalistas. Todos los alumnos de las Escuelas Normales eran becados por el Estado y asumían el compromiso de ejercer la enseñanza en las escuelas públicas, por un periodo equivalente al número de años de estudios cursados en la institución. Las Escuelas Normales, fueron las responsables directas de formar a las generaciones de maestros y maestras de los siglos XIX y XX, (Época de creación y desarrollo de las Escuelas Normales). Fueron instituciones eminentemente formativas. Su quehacer educativo se centró en la formación de valores de carácter moral, éticos, cívicos y patrióticos en los alumnos y alumnas, más que en la adquisición de conocimientos. Este tipo de orientación en la formación de maestros y maestras, influyó, considerablemente, en la configuración de ciudadanos amantes de su patria, responsables, sanos y respetuosos entre sí. Las Escuelas Normales de El Salvador pasaron por momentos de esplendor, pero también por periodos de crisis. En cierto modo, estos períodos reflejan los problemas políticos, económicos y sociales que ha sufrido El Salvador y que han obligado a gobernantes y gobernados a cambiar no sólo las modalidades educativas de la juventud salvadoreña, sino también el modo de vida de los salvadoreños. Los constantes conflictos bélico-políticos que azotaron la vida institucional del  país, hizo que los cierres de las instituciones formadoras de maestros, fuesen frecuentes. La que más cierres experimentó, en su desarrollo institucional, fue la Escuela Normal de Varones. Como consecuencia, se recurrió a refundaciones y/o reaperturas de la misma institución, en algunos casos, con nueva denominación. Sin embargo, la primera Escuela Normal para Señoritas se crea en 1879 y desde su creación no sufre ningún tipo de interrupción. En su devenir histórico algunas de ellas cambiaron de domicilio, de nombre y aún de orientación pedagógica. Las hubo mixtas, urbanas, rurales, diurnas, nocturnas y privadas y todas funcionaron de acuerdo con las exigencias educativas de las distintas épocas. De acuerdo con el análisis de los datos obtenidos, se puede afirmar que el desarrollo de las Escuelas Normales de El Salvador, se sustentó en políticas educativas de carácter estatal. En este sentido, se intentó inyectar dinamismo, por parte del Estado, al Sistema Educativo Nacional, especialmente en el nivel primario, que siempre fue objeto específico de atención de los distintos gobiernos que han dirigido los destinos del país. Tardíamente se atendió, en las últimas décadas, el nivel medio del Sistema Educativo Nacional, cuando en 1952, se crea la Escuela Normal Superior.Aún con la importancia que reviste la cuestión, no se han encontrado estudios especializados que versen sobre el tema de estudio. Un breve recuento historiográfico nos indica que la educación, en nuestro medio,no ha sido objeto de estudios sistematizados, por parte de nuestros historiadores. Se ha enfatizado más sobre aspectos político-militares y económicos, marginando, por alguna razón, el aspecto educativo. Sólo se tienen algunas resumidas referencias a la educación, extraídas de las historias generales. Ha sido más importante ¿o más fácil? relatar guerras, balaceras, golpes de estado, traiciones, asesinatos, etc. que han afectado la vida institucional del país, que referirse a los avances culturales o educativos que han contribuido, con mayor fuerza, a la conformación de la personalidad del salvadoreño amante de su patria. Precisamente, el principal escollo que se enfrentó para desarrollar el trabajo, fue la no existencia, en nuestro medio, de estudios o investigaciones especiales sobre la Educación Normal en El Salvador. Recorrer en el tiempo la historia de la Educación Normal en El Salvador, significó adentrarse en las pocas fuentes que existen en los archivos y documentos oficiales, que no siempre están al alcance del investigador. Algunos archivos han desaparecido por la poca visión de funcionarios, que poca o ninguna atención han prestado a la preservación de valiosos documentos, indispensables para el estudio de la historia de la educación en  El Salvador. Lo poco que existe, son algunos artículos periodísticos cargados de hondos sentimientos nostálgicos, recordados por las distintas generaciones formadas en el seno de las distintas escuelas normales, que funcionaron durante ciento diez años en El Salvador. Necesariamente, hubo que recurrir a fuentes primarias: documentos oficiales (especialmente Memorias de Labores), Revistas editadas por organismos del Estado, Revistas de Aniversarios de distintas promociones, periódicos de la época y algunos pocos libros dados a luz por profesores y ex alumnos de las Escuelas Normales.

Afortunadamente para completar, en alguna forma, la nula o escasa bibliografía sobre la historia del normalismo en El Salvador, se pudo recurrir a testimonios orales de maestros y maestras que fueron testigos presenciales del desarrollo de las escuelas normales de las últimas décadas: 1940,1950 Y 1960. Los testimonios orales, incluidos en este estudio, están fundamentados en una serie de preguntas que giran alrededor de temas relacionados con la organización y funcionamiento de las Escuelas Normales de las últimas décadas. Los datos obtenidos a través de entrevistas han sido contrastados con los datos provenientes de las fuentes escritas: memorias, decretos, reglamentos, Diarios Oficiales, etc. Unos dos o tres libros se han ocupado del tema, pero en forma parcial. Destaca, en este aspecto, el libro de Don Saúl Flores titulado "Escuelas y Maestros de El Salvador", editado en 1963, por Editorial AHORA, que contiene una pequeña reseña histórica sobre las Escuelas Normales y una buena cantidad de breves biografías sobre ilustres maestros y maestras que en alguna forma influyeron en el desarrollo educativo del país. Entre esas biografías, se encuentran algunas de maestros y maestras que estuvieron directamente relacionados con el quehacer educativo de las Escuelas Normales. Otro documento, que trata el tema con alguna especialidad, es "El Libro de Oro". Promoción "María Solá de Sellarés". Escuela Normal de Maestras "España" 1943 -1993 (Mimeógrafo), coordinado por Antonia Castaneda de Cordón, que incluye aspectos específicos relacionados con el desarrollo de la Escuela Normal "España" y un tercer libro titulado "Escuela Normal Rural de Izalco (1950 - 1967) En el LVII Aniversario de su fundación" del Profesor Daniel Raúl Villamariona que recoge experiencias sobre el sistema de educación normal rural. Otros documentos que tratan el tema con alguna particularidad, pero en forma lacónica, son Revistas de Aniversarios de las distintas promociones de las diferentes escuelas normales que funcionaron en el país. El cruce de fuentes escritas y testimonios orales permitió acercarse, con mayor autenticidad, a la historia real del normalismo en El Salvador. En este sentido, se encontraron respuestas a interrogantes como: 1.- ¿Dónde nacieron las Escuelas Normales a Nivel Mundial? 2.- ¿Por qué se les llamó Normales? 3.- ¿Cómo se desarrollaron? 4- ¿Cuándo y en qué contexto surgen las primeras Escuelas Normales en El Salvador? 5.- ¿Qué papel jugaron en la conformación de la nacionalidad salvadoreña? 6.- ¿Qué tipo de maestro formaron? 7.- ¿Qué influencia ejercieron sus egresados en la formación de ciudadanos salvadoreños? Por razones metodológicas, el estudio parte de una concepción intelectual de la Educación Normal, pasando por distintas etapas de realizaciones. Así, el trabajo se divide en tres partes: en la primera, se trata el concepto y las características de la Educación Normal, sus orígenes; la relación con la escuela primaria, las bases filosóficas y pedagógicas y su relación con la llamada "Mística Normalista"; en la segunda, las características comunes y generales de las Escuelas Normales de El Salvador, y en la tercera se describe, sintéticamente, el desarrollo institucional de todas y cada una de las Escuelas Normales que han funcionado en El Salvador.
En la sección Anexos, se reproducen pensamientos, opiniones y vivencias de normalistas que experimentaron, inolvidables experiencias en sus procesos de formación como maestros y maestras, en las desaparecidas Escuelas Normales de un pasado reciente. Se incluyen igualmente, fotografías e imágenes de algunos de los lugares y locales que albergaron el quehacer pedagógico de maestros, maestras, alumnos y alumnas. El estudio presenta referencias históricas con algún planteamiento didáctico, con la finalidad de hacer más comprensibles las ideas expuestas, para que el lector pueda profundizar más en el tema y extraer sus propias conclusiones. En esta dirección, se ha intentado exponer las ideas en un lenguaje sencillo, llano y comprensible a fin de que sea accesible a toda clase de lector. Uno de los propósitos esenciales del trabajo, es presentar las ideas como pautas de comparación entre los distintos proyectos de formación de maestros y maestras, que se han llevado a cabo en El Salvador. Se pretende que con este enfoque, se llegue a repensar, reflexionar y revalorar la conveniencia de rescatar algunas de las políticas de formación de maestros de las Escuelas Normales del pasado y sopesar, al mismo tiempo, la posibilidad de readaptarlas al presente. Muchos piensan que las Escuelas Normales son del pasado y que sus características están fuera de tiempo. Pero, ¿Es posible y conveniente rescatar algunos de sus elementos característicos y readaptarlos a las instituciones del presente? ¿Vale la pena Intentarlo?
Recuperar la historia de las Escuelas Normales de El Salvador implica detenerse a pensar qué parte de esa historia merece la atención y qué partes de esa misma historia, se pueden readaptar a los procesos actuales de formación de maestros y maestras. El recorrido histórico descrito, permite llegar a conclusiones que son imprescindibles para comprender la importancia que reviste la formación de maestros y maestras, para el desarrollo de la sociedad salvadoreña. Se ha pretendido llamar la atención sobre ciertas peculiaridades propias de la Educación Normal, que se desarrolló en las Escuelas Normales de El Salvador y que fueron exitosas en las distintas épocas del desarrollo socio-cultural del pueblo salvadoreño. No se debe olvidar que las Escuelas Normales fueron la cuna de grandes maestros que, en una u otra forma, transformaron el pensamiento de los salvadoreños e hicieron progresar a la nación salvadoreña.

Fuente: Peña Camacho, A. (2012). Escuelas Normales de El Salvador. Estudio sobre el desarrollo histórico de las Escuelas Normales de El Salvador (1858-1968). San Salvador: